“El Chaco” Meteorite Pulled from documenta 13 Program

Berlin Art Brief

Alexander Forbes’ take on Berlin beyond the hype

With less than 100 days before the opening of documenta 13 this June, one of its few publically disclosed works has been voluntarily pulled from the exhibition. Buenos Aires-based artists Guillermo Faivovich and Nicolás Goldberg had planned to move a 37,000 kg (81,571 lb) meteorite, named El Chaco from his 4,000-year resting place in Argentina to Kassel, Germany for an installation titled “A Guide to Campo del Cielo” at the international art exhibition. Argentine law prohibits the removal of meteorite fragments from the Chaco provence. However, late last year the government approved the use specifically for documenta.

Moqoit First Nation peoples set off an international campaign for aboriginal rights in response meteorite’s planned transatlantic vacation. For the Moqoit, El Chaco is a highly sacred monument, which has played a central role in their cultural understanding between the heavens and earth since long before European colonists came to South America.

As such, in an email to the documenta staff, social anthropologist, Alejandro Martín López stated, “We firmly believe that this project implies a deeply colonialist attitude, wherein the artists’ desire is to link themselves with the wealth and valuables of the Chaco. Instead of this “transfer” of the meteorite as a sort of “cosmic curiosity,” it would be preferable for those who have the money and prestige to seek to promote the value of the meteorite within its place of origin.”

Faivovich and Goldberg have been working with meteor fragments from North-central Argentina’s Campo del Cielo (Field of the Sky) since 2006. Most notably, the pair reunited the two halves of the El Taco meteorite, which had previously been held in Argentina and Germany for an exhibition in 2010 at Frankfurt’s Portikus gallery.

The 48,000 square kilometer (29,825.8 square mile) crater field from which all the fragments originate was formed between four and five thousand years ago by an estimated 840,000 kg (1.9 million lb) meteor exploding in the atmosphere. El Chaco is the largest known surviving fragment, and the second largest meteor on earth.

Meteorito “El Chaco”

Proyecto de traslado del meteorito “El Chaco” a Kessel, Alemania.

En el mes de diciembre de 2011 se sancionó en la Legislatura de la provincia del Chaco una ley por la cual se autorizaba al Gobierno provincial el traslado del meteorito “El Chaco” a la Feria Internacional de Arte “Documenta” a realizarse en la ciudad de Kessel, Alemania. Este traslado tenía por objetivo la exhibición de la pieza meteorítica -la seguna más grande del mundo con 33 toneladas- como parte de una instalación artística de dos artistas argentinos autores del proyecto. Este proyecto se conoció en el Chaco días antes de que fuera debatida y sancionada la ley y despertó una gran cantidad de críticas desde distintos sectores. Como representante de la Junta de Estudios Históricos del Chaco en la Comisión de Patrimonio Histórico y Cultural de la Provincia participé en varias reuniones, una de ellas convocada por el Sr. Gobernador Jorge Capitanich en Casa de Gobierno en el mes de Enero de 2012, donde expuse las razones y fundamentos que apoyaban mi negativa a avalar este traslado. También en esas reuniones cuestioné la forma sigilosa y confidencial con que se llevó adelante el proyecto, para hacerlo público a último momento, sin permitir la realización de un amplio debate público en un tema tan sensible a la conciencia de los chaqueños.

Noticia aparecida en el diario "Norte" de Resistencia, el lro. de Febrero de 2012

El Sr. Gobernador Capitanich manifestó en esa oportunidad que ante la falta de consenso sobre la salida del meteorito con la finalidad expuesta, estaba dispuesto a replantear la cuestión y enviar un proyecto a la Legislatura para dejar sin efecto la referida ley. Finalmente y a requerimiento del Gobernador, la Presidenta del Instituto de Cultura solicitó a los distintos integrantes de la Comisión de Patrimonio que le hiciesen llegar los fundamentos de la inconveniencia del traslado, los que se exponen a continuación. Finalmente el día 1ro. de Febrero se conoció la noticia de la cancelación del traslado del meteorito “El Chaco” resuelta por el Gobierno de la Provincia y también por las autoridades de la Feria Internacional Documenta de Kessel, Alemania.

(LEER MÁS SOBRE ESTA NOTA…)

Fundamentos legales.

Fundamentos culturales e institucionales.

Cosmovisión de los pueblos originarios.

Campo del Cielo Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad.

Respuesta desde Alemania.

 

http://marcos-altamirano.blogspot.com/

Terada celebró la cancelación del traslado del meteorito El Chaco a Alemania

La Diputada Nacional por la Coalición Cívica-ARI, Alicia Terada manifestó su adhesión a la cancelación del traslado del meteorito El Chaco a Alemania. “Evidentemente se ha escuchado y consultado a todas las partes interesadas en la cuestión”, expresó la Legisladora Nacional, tras conocerse la noticia de que finalmente el Meteorito El Chaco no será trasladado a la Ciudad de Kassel, Alemania, con el fin de presentarlo en la Muestra “Documenta 13″ en el mes de junio.

“Ya nos hemos expresado sobre la necesidad de la consulta ciudadana y el debido consenso social para adoptar tal decisión por tratarse de parte del patrimonio histórico de la provincia y que siendo el Gobernador Jorge Capitanich, Presidente de la Comisión de Protección del Patrimonio Cultural y Natural del Chaco, es su obligación el respeto a nuestra Constitución Provincial, la que en su Art. 38 Inc. 10 establece el resguardo de los cuerpos celestes existentes en su territorio”, sostuvo la Diputada Nacional.

Terada agregó que, “por otro lado las autoridades intervinientes en el proceso no han podido ni han brindado información concreta sobre cuáles serán los beneficios que traerá a la provincia exponer el Aerolito de 37 toneladas caído en Campo del Cielo, el segundo más grande del mundo, en la mencionada feria Alemana”.-

En sentido, señaló que por esa razón desde la Coalición Cívica-ARI se sumaron al pedido para que “el Meteorito se quede en el Chaco y que solicitamos se revise la medida y que se ocupen de escuchar a ambientalistas, miembros de pueblos originarios, especialistas y personalidades que dedican su vida al mantenimiento y cuidado del patrimonio histórico y cultural de la provincia”.

“No dudo que por actuar con buena fe, esas voces han podido modificar la decisión adoptada y ahora el Aerolito no se mueve del Chaco”, celebró Terada.

Diario Norte

Se canceló el traslado temporal del meteorito El Chaco hasta Alemania

Aguilar fundamentando su posición por el traslado del cuerpo. Frente a las diferencias de opinión, las autoridades entendieron que “el proyecto pierde el espíritu de una visión compartida".

La secretaria de Asuntos Internacionales y Promoción del Chaco, Theresa Durnbeck, hizo saber ayer que el gobierno provincial y Documenta, la feria de arte más importante del mundo, decidieron cancelar el traslado temporal del meteorito El Chaco desde Campo del Cielo a Alemania debido a las voces divergentes que no comparten la iniciativa.

“El proyecto es para unir, nunca para dividir; la unión del pueblo chaqueño es nuestra prioridad”, aseguró la funcionaria.En 2011, el gobierno de Chaco y Documenta entendieron que el proyecto de los artistas Faivovich y Goldberg, que suponía llevar y traer el meteorito a Kassel, tenía el sentido de celebrar la herencia natural del mundo y sus pueblos, denunciar el robo del patrimonio cultural y natural y mostrar que no hay un solo norte o centro del mundo, sino la necesidad de más integración entre los pueblos y sus valores naturales.

Explica Durnbeck que a pesar de contar con todos los avales legales, económicos y políticos, incluso el respaldo explícito del consejo del pueblo noqoi; un sector del pueblo chaqueño no llegó a percibir el sentido del viaje temporal del meteorito, que buscaba poner en movimiento aquella trayectoria iniciada hace 4000 años para dar testimonio de la cosmovisión de los guardianes de Campo del Cielo.

Frente a las diferencias de opinión, las autoridades entendieron que “el proyecto pierde el espíritu de una visión compartida, que pretendía rendir homenaje al patrimonio natural de nuestro planeta y a la herencia cultural de los custodios ancestrales de Campo del Cielo”. Durnbeck afirmó que “las opiniones divergentes son contrarias al espíritu del proyecto y a la motivación de Documenta, pues priorizamos la concordia por encima de la iniciativa”.

La secretaria de Asuntos Internacionales aseguró que “seguiremos trabajando para que el mundo conozca la riqueza y diversidad del pueblo chaqueño y para seguir construyendo una sociedad unida y en crecimiento”.

Diario Norte

Para una exposición: Polémica en el norte de Argentina, por un meteorito caído hace 4.000 años

El meteorito objeto de la polémica.| Afp

Ramy Wurgaft | Buenos Aires
Actualizado martes 31/01/2012 17:47 horas

De noche y de día, unos individuos de rostro cobrizo montan guardia en un parque de acacias polvorientas que apenas los protegen del inclemente sol de norte argentino. El objeto que custodian con tanto celo es un meteorito de 37 toneladas, caído hace 4.000 años en una región de la provincia de Chaco, conocida como Campo del Cielo. Ellos entienden que haría falta una grúa para mover semejante mole y un camión con acoplado para llevársela del parque.

Pero ni con ese argumento las autoridades han logrado convencer a los moqoit, una de las etnias originarias del país, de que levanten la vigilia. “Para nuestros antepasados la piedra fue un mensaje de los dioses. Algo que está más allá del entendimiento de los mortales. Un misterio que queda por descifrar. Uno puede compartir o no esa creencia, pero la roca es lo poco que queda de nuestra cultura y la vamos a proteger”, dijo a la prensa Roberto Núñez, un miembro de esa comunidad.

La polémica en torno a ‘Chaco’, como bautizaron los científicos al aerolito, surgió a finales de 2011, cuando el consejo legislativo de la provincia aprobó que fuese trasladado a Alemania, para ser exhibido en la feria Documenta 13 que se desarrollará en la ciudad de Kassel entre el 9 de junio y el 16 de septiembre. El pedido vino de los artistas plásticos Guillermo Faivovich Y Nicolás Goldberg, con la idea de presentar en la feria un proyecto acerca del impacto cultural de los meteoritos.

En 2010, los artistas llevaron a cabo un proyecto similar en la feria Portikus de Frankfurt, donde unieron las dos mitades de El Taco, un meteorito de 1.988 kilos descubierto en 1962 por una expedición argentino-estadounidense que se dividió el hallazgo.

Pero en esta ocasión, los artistas se encontraron con una resistencia tan sólida como el objeto celeste que pretenden trasladar por tierra a Buenos Aires, a 1000 kilométros de Chaco, y de allí en barco hasta Alemania. La roca en cuestión fue parte de la lluvia de meteoritos que impactó el noreste argentino abriendo unos cráteres que se fueron desgastando por efecto de la erosión. El único agujero que resistió el desgaste fue descubierto para la ciencia en 1969 por Raúl Castro, un habitante de la zona. Pero desde mucho antes los moqoit peregrinaban hasta ese lugar, para rendir culto a sus divinidades.

En 1972 el astrónomo de la NASA, William Cassidy, dirigió las excavaciones que dieron como resultado la total exposición del segundo meteorito de mayor masa que se haya encontrado, después del Hoba: un coloso de 66 toneladas que impactó hace 88.000 años el suelo de la actual Namibia. En 1980, los jefes moqoit llegaron a un acuerdo con las autoridades provinciales para que la mole de hierro fuese trasladada a su actual emplazamiento. Pero no más allá.

A favor y en contra

Los indígenas no son los únicos que se oponen a que el meteorito viaje a Alemania. “El meteorito Chaco no se va de Chaco”, asegura Jorge Castillo, integrante de la Comisión de Defensa del Patrimonio Cultural y Natural del Chaco.

“Nadie duda de las buenas intenciones de los artistas, pero los propios organizadores de Documenta desistieron del proyecto, en cuanto se enteraron de las objeciones de los indígenas chaqueños”, dijo Castillo a la agencia AFP.

Aquellos que están a favor de que sirva de piedra angular –valga la redundancia- a la muestra artística, destacan los beneficios que reportaría al promover el turismo a una de las provincias más pobres de Argentina. “A Documenta la visitan alrededor de 1 millón de personas de todo el mundo. Qué mejor oportunidad para dar a conocer nuestra región”, alega Theresa Durnbeck, secretaria de Asuntos Internacionales y Promoción de Chaco.

Probablemente, el bando que dirige Jorge Castillo termine por imponer su criterio. Pero los hombres de tez cobriza no se moverán mientras persista el riesgo de que la piedra celestial, con su enigmático mensaje divino, emigre a tierras lejanas.

EL MUNDO.es – América

El meteorito de la discordia

antilógicas  – Sociedad y Cultura

por Marcelo Moreno

http://weblogs.clarin.com/antilogicas/2012/01/31/2466/

A legar o sugerir que la reciente revuelta de los aborígenes de la etnia moqoit en el Chaco es culpa del extinto artista francés Marcel Duchamp resulta una temeraridad o una sofisticada exageración. Pero es cierto que si el inventor del arte conceptual – padre de Warhol, de Minujín, de numerosos artistas y de una inmensa catarata de porquerías que suelen habitar los museos bajo la coartada de “arte”- no se hubiera animado en 1917, en Nueva York, a colocar a un mingitorio en una galería como obra maestra, el escandalete entre el kirchnerismo chaqueño y la prestigiosa muestra “documenta”, de Kassel, Alemania, no hubiera ocurrido.

Sucedió que a los artistas Guillermo Faivovich y Nicolás Golberg se les ocurrió la peregrina idea de trasladar al mayor meteorito que hay en la Argentina -y segundo en el mundo- como parte de una instalación o váyase a saber qué para exhibir en la muestra internacional.

El 29 de diciembre el kirchnerismo chaqueño hizo aprobar en la legislatura, en medio de un paquete aluvional de normas, que se cediera en préstamo esta parte nada pequeña de patrimonio provincial.

Pero la etnia moqoit – llamada mocoví por los españoles- se considera depositaria ancestral de la custodia del meteorito. Y puso el grito allí de donde provino la pieza, es decir en el cielo .
A los moqoit no sólo los asiste el peso de una tradición cultural de antigua data sino el espesor de la razón: los riesgos del traslado de la mole hasta Alemania son tantos como los peligros sobre su porvenir. Si bien Alemania es hoy de lo más civilizadita, no se ha caracterizado en su pasado colonial no tan lejano por hacerle asco a los tesoros culturales de otros pueblos que hoy se exhiben en numerosas vitrinas de numerosos museos de la potencia europea. Finalmente, colocar la mole en un espacio dedicado al arte y extraerla de su lugar en el “Campo del cielo” chaqueño, supone una descontextualización – por usar una palabra horrible- más o menos tremebunda.

Desde siempre lo que viene del cielo constituye una fuente de terror y reverencia entre los hombres.

Por algo los cielos fueron y son moradas de dioses y almas puras, lo seres alados pueblan las mitologías y las serpientes que se arrastran por la tierra suelen ser símbolos del Mal. Hasta los humildísimos OVNIS planean por entre las nubes y no se alucinan entre charcos y zanjas.

Mircea Eliade, historiador de las religiones, escribe en “Lo sagrado y lo profano”: “La simple contemplación de la bóveda celeste basta para desencadenar una experiencia religiosa. El Cielo se revela como infinito y trascendente en comparación con esta nada que representa el hombre .”
Juan Eduardo Cirlot en su “Diccionario de símbolos” esgrime que “la dureza y duración de la piedra impresionaron siempre a los hombres, quienes vieron en ella lo contrario de lo biológico, sometido a las leyes del cambio, la decrepitud y la muerte, pero también lo contrario al polvo, la arena y las piedrecillas, aspectos de la disgregación”. De allí que “las piedras caídas del cielo explicaron el origen de la vida”.

No muy lejos de esta explicación religiosa rondan hoy una cuantas hipótesis científicas.

Porque quizá la mayor violencia que se intentó ejercer con este desvarío no fue contra el patrimonio cultural argentino ni contra la cultura moqoit, sino contra el sentimiento religioso de una comunidad que ha sido ya profusamente devastada por españoles y argentinos con parecido ímpetu.

Mientras el gobernador Capitanich se declaraba neutral en esta contienda entre sus legisladores y la parte no K de la etnia moqoit y antropólogos y científicos argentinos en montón reclamaban que no se tocara el meteorito, los alemanes cortaron por lo sano el disparate y renunciaron al pedido de préstamo de la mole.

El drama provincial terminó demostrando que, al contrario de lo proclamado por Duchamp, no sólo que no cualquier cosa supone arte sino que hay cosas que lo trascienden y cómo.
(Publicado en la columna Disparador de Clarín el domingo 29 de enero del 2012)

Publicado por mmoreno el Martes 31 de Enero de 2012 | Enlace permanente | Comentarios (45)

Das Meteoriten-Projekt der documenta kommt nicht zustande

El proyecto del meteorito a la Documenta no se materializa

Kassel. Widerstand in Argentinien hat den Plan der Künstler Guillermo Faivovich und Nicolás Goldberg scheitern lassen, den 37-Tonnen-Meteoriten „El Chaco“ zur documenta 13 nach Kassel zu transportieren und während der 100-Tage-Schau vor dem Fridericianum zu platzieren.

Kassel. Resistencia en la Argentina ha hecho fracasar el plan de los artistas Guillermo Faivovich y Goldberg Nicolás, para transportar el meteorito de 37 toneladas de “El Chaco” para la Documenta 13 en Kassel y durante los 100 días previos espectáculo del Fridericianum.

Meteorit im Museum: 2010 wurde in Frankfurt „El Taco“ ausgestellt. Von links Portikus-Leiter Daniel Birnbaum, Nicolás Goldberg, Carolyn Christov-Bakargiev und Guillermo Faivovich.

© Foto: von Busse

Wegen der Kritik von Experten und der örtlichen Bevölkerung habe die documenta ihren Antrag, den Meteoriten auszuleihen, zurückgezogen, heißt es in einer Erklärung auf www.documenta.de. Weil die volle Zustimmung der Bewohner der Region Chaco fehle, wo vor 4000 Jahren ein „Campo del Cielo“ (Himmelsfeld) genannter Meteoritenschauer niederging, werde der Transport nicht vorgenommen.

Die documenta werde sich nie in irgendeiner Weise gegen Wünsche der „pueblos originarios“, der indigenen Bewohner, wenden, hatte die künstlerische Leiterin Carolyn Christov-Bakargiev bereits in einem Brief formuliert, der auf der Homepage der Künstlergruppe Wokitoki zu lesen ist. Der Transport sollte von Sponsoren bezahlt werden, weil es unethisch sei, finanzielle Ressourcen für das Verschiffen eines Steins aufzuwenden.

Protest gegen Transport: Foto von der Homepage der Künstlergruppe Wokitoki

Faivovich und Goldberg beschäftigen sich seit 2006 mit den Gesteinskörpern, die während der Eroberungen im 16. Jahrhundert in einem 80-Kilometer-Umkreis in Nordargentinien entdeckt und insbesondere seit den 60er-Jahren von Wissenschaftlern erforscht wurden. Inzwischen sind die Meteoriten gesetzlich geschützt. Sie zu bewegen, ist untersagt.

Im Herbst 2010 stellte das Künstlerduo im Portikus in Frankfurt den in den 60ern in Mainz zu Forschungszwecken zerschnittenen Meteoriten „El Taco“ vom „Himmelsfeld“ aus – eine Hälfte war in Buenos Aires, die andere in Washington gelagert. Die Künstler verstanden das symbolische Zusammenfügen als „Heilungsprozess“. Gleichzeitig hat die documenta ein Künstlerbuch über die Meteoriten veröffentlicht. Die beiden wollen auf den Diebstahl des Erbes und der Güter der Ureinwohner aufmerksam machen, indem sie Mechanismen des Kolonalismus sowohl darstellen als auch umkehren.

Es entbehrt nicht einer gewissen Ironie, dass sich der Vorwurf, koloniales Denken werde reproduziert, gegen die Künstler selbst richtet. Indem sie „El Chaco“, den zweitgrößten Meteoriten der Welt, aus dem historischen und landschaftlichen Kontext herauslösen wollten, verletzten sie respektlos die Rechte der Urbevölkerung, der kein Gehör geschenkt worden sei, kritisiert Alejandro Martín López vom Galileo-Galilei-Planetarium Buenos Aires. Die Meteoriten hätten für die Urbevölkerung der Moqoit (spanisch Mocoví) soziale und kosmologische Bedeutung, sie seien Teil ihrer Identität, würden als Quelle für Macht und Reichtum gelten, Himmel und Erde verbinden. Frühere Versuche, den kulturellen Schatz zu stehlen und auszubeuten, sorgten für ihre Verunsicherung.

Der Argentinier Guillermo Fiallo Montero, der in Leipzig Kunst studiert und den Protest in Deutschland verbreitete, glaubt, dass nur die Behörden zugestimmt hätten, weil sie internationale Aufmerksamkeit und Wirtschaftsfortschritte für eine der ärmsten Regionen des Landes erhofften. Fiallo sieht das Projekt als „Spektakel“ und „Schande“ für die Kunstwelt: „Das ist so, als ob man gegen Rassismus ist und Schwarze in einem Käfig ausstellt.“

Weil den Künstlern an breiter Unterstützung gelegen war, kam es am 24. Januar zu einer Moqoit-Versammlung, bei der nach ihren Angaben eine Mehrheit der Leihgabe zustimmte, aber nicht alle Anwesenden überzeugt waren. Deshalb zogen sie ihre Anfrage zurück.

Von Mark-Christian von Busse

HNA.de (Deutschland)

Los Moqoit (Mocoví) – Meteorito “El Chaco”

Planteada la controversia entre los integrantes del pueblo mocoví de la provincia de Chaco, las autoridades provinciales con el gobernador Capitanich a la cabeza y la generalidad de la sociedad chaqueña que en su mayoría desconoce la importancia que “El Chaco” tiene para los Moqoit.

Los Moqoit o mocovíes habitan la zona sur de la región Chaqueña, en territorio de la República Argentina. Pertenecen a la familia lingüística guaycurú. Originalmente cazadores recolectores, luego de la llegada de los españoles adoptaron rápidamente la cultura ecuestre.

A partir de ese momento se volcaron a correrías montadas, por un lado contra otros grupos aborígenes (Lules, Vilelas y Malbaláes), empujándolos a las zonas de interés criollo; y por otra parte (en general formando alianzas con bandas abiponas) contra las fronteras de las Provincias de Tucumán, Santiago del Estero, Córdoba y Santa Fe, esencialmente para aprovisionarse de ganado caballar.

El inicial predominio de las hostilidades contra otros grupos aborígenes parece haber potenciado el desarrollo de un sistema social caracterizado por un fuerte cacicazgo de prestigio hereditario: la “línea de abuelos”.

Los “abuelos” son mocovíes de ambos sexos, que viven en una época en la que la vida del mocoví se rige por las antiguas costumbres.

De entre las características de esta vida resalta el hecho de que sólo se consumen alimentos “naturaleza”, alimentos que se obtienen del monte, y que son conceptuados como más sanos. Debido a esta dieta, los “antiguos” no tienen problemas de salud excepto las mordeduras de serpientes (que son los grandes antagonistas naturales y míticos de los antiguos) para las que los pi’xonaq (shamanes) conocen remedios.

Es una época en la que los mocovíes son “ariscos”, vale decir: desconfiados de todos los no mocovíes, huraños para con ellos.

Ser “arisco” se relaciona también con vivir en el monte (que es pensado como un refugio protector que ocultaba a los “antiguos” y les proporciona el buen sustento), y ser belicosos.

Otra de las características de los “abuelos” es que en sus tiempos muchos eran pio’xonaq poderosos. Algunos capaces de atraer la lluvia, otros de curar las mordeduras de serpientes y otros de sanar otro tipo de enfermedades.
Estos antiguos poderosos fumaban pa’a (tabaco silvestre) y cantaban para llevar a cabo la mayor parte de sus despliegues de poder.

A fines del siglo XIX y principios del siglo XX, el avance de la Sociedad Nacional hacia el Chaco desde Santa Fe provocó el retorno de muchos mocovíes a zonas del Sur de la actual provincia del Chaco. Actualmente los mocovíes sobrevivientes (alrededor de cinco mil) se encuentran en las provincias argentinas de Santa Fe y Chaco.

La decisión unilateral que determinó conceder, en préstamo por el término de 100 días, la voluminosa masa metálica que compone el meteorito conocido como “El Chaco” de 37 toneladas, el segundo más grande en su tipo del mundo, para ser expuesto en la megaexposición de arte en la ciudad alemana de Kassel para formar parte de la exposición internacional “Documenta 13”.

Es sabido que el Instituto de Asuntos Indígenas de Chaco, IDACH compuestos sí por indígenas, de distintos grupos étnicos de la provincia, generalmente se encuentra en “sintonía” con las decisiones gubernamentales y no refleja el sentir de cada grupo, aún cuando en la generalidad parecería lo contrario.

Esta no es ninguna novedad y viene siendo así desde su creación formal durante la administración del gobernador Danilo Luis Baroni y el Ministro Julio René Sotelo en aquella época me tocó trabajar en el progama “El Grito Toba de Colonia Teuco” para recuperar las 150.000 Has. pertenecientes al pueblo Toba patrocinado por el Centro de estudios legales y Sociales, Cels para la comunidad meguesoxochi, viví esta alexionadora experiencia.

En el tema que nos ocupa el IDACH dio su aprobación, cuestión de esperarse, por lo expuesto, para el traslado de este emblema del sentimiento prístino de los Moqoit, grupo humano de una profunda cosmovisión estelar, cosmovisión que con la desaparición de los últimos “antiguos” los nuevos van perdiendo o se ha desdibujado.

Los representantes comunitarios se oponen al traslado, alegan que esta ausencia del símbolo estelar que representa “El Chaco” no sólo para los Moqoit sino también para todo chaco, aumentará el vació existencial de los nuevos Mocovies y la fuerza de cohesión del pueblo Chaqueño.

Según la cosmovisión Moqoit los “viejos”, de los cuales quedan muy pocos, o casi ninguno, han trasladado a los “nuevos” el sentimiento que representa para ellos la presencia en suelo Moqoit de este mensajero de las estrellas, que los han guiado y acompañado durante miles de años.

Las actuales autoridades de la provincia de Chaco deberán evaluar si es extremadamente necesario acceder a la petición de los organizadores y participantes de Documenta 13, movilizar una estructura que pesa 37 toneladas, por la simple atracción que el meteorito en sí representa.

Si existen tantos y tan interesados, que ellos viajen al Parque Nacional donde permanece expuesto y a su vez visitar Campo del Cielo y los 26 sitios identificados donde existen registros del impacto de cuerpos celestes.

Ese fue el objetivo para la creación occidental de los parques Nacionales preservar y fomentar el turismo, preservando y exhibiendo nuestro patrimonio, no podemos hacer una muestra itinerante con 37 toneladas y al mismo tiempo dividir a la sociedad.

Fuente: INDOAMERICANO

¿QUIÉN TRABA LA DEFINICIÓN FINAL SOBRE EL METEORITO “EL CHACO”?

Sr. Director:

Ante mensajes contradictorios que funcionarios de la Secretaría de Comercio Exterior insisten en instalar en la sociedad a pesar del efecto altamente revulsivo y polémico que generan en el resto de la sociedad, referidos a la “magnífica oportunidad” que significa para la provincia el envío del aerolito, incluyendo el acompañamiento de una delegación de “científicos” y “aborígenes”, es evidente que se trata de una maniobra dilatoria, con manipulación de la información como antes hubo ocultamiento liso y llano, lo que impide a los ciudadanos el derecho a la información.

Es sabido que desde el 16 de enero el gobernador Capitanich ya sabe que los alemanes no quieren más el aerolito “El Chaco”. Lo que no se logró a pesar del reclamo generalizado de la población estafada, conseguimos que lo hagan los alemanes, simplemente contándoles la desprolijidad con que se manejó el tema.

Así de simple, pero también así de vergonzoso. ¿Era necesario llegar a tal nivel de capricho y crear este bochorno internacional?.Si nos hubiesen consultado hace un año, muchos de estos problemas no se hubieran dado, porque desde el principio se hubiese negado el viaje del aerolito, como corresponde por su importancia y por tratarse del patrimonio provincial.

Desde la misma fecha que lo sabe el gobernador, también lo sabemos en la Fundación Ambiente Total y por ende, lo saben todos quienes en el mundo han apoyado la campaña para que no salga de la provincia.

¿A título de qué la secretaria de Comercio Exterior y sus funcionarios siguen insistiendo con el tema?. ¿Han hecho tantos compromisos por adelantado; conseguido quizá tantos anunciantes para pagar los gastos que no pagarán los alemanes (y recolectado tantos “voluntarios” que hoy siguen adhiriendo al traslado como por inercia, negando puerilmente que ya no saldrá jamás de nuestra provincia?. ¿Habrán reservado un predio para instalar una oficina de comercio exterior en Kassel? Si fuera así, deberían desistir cuanto antes; ¿Habrán reservado ya hoteles para los ilustres visitantes argentinos?. Sería el colmo del atrevimiento, pero si fuera cierto, deberían anularlos.

Hay que saber que desde que enviamos la primera carta a la curadora pidiendo que se anule el pedido, todos quienes adherimos a la defensa irrestricta de esa pieza cósmica decidimos que seguiríamos mandando toda la información que se produjera en relación al tema. El que accede a las páginas de la famosa muestra -basta escribir en el buscador “documenta (13)” y en segundos tienen cientos de opciones para entrar- podrá ver todo el material que ya hemos enviado, incluyendo fotografías de las manifestaciones; notas, cartas de lectores y gran cantidad de adhesiones a nuestra campaña de gran parte del mundo, tanto de astrónomos, antropólogos e investigadores de diversas áreas del conocimiento.

No figuran, llamativamente, quienes colaboraron localmente con Cassidy estos últimos años, lo que es lógico, siendo que ya manifestaron su apoyo a que salga el meteorito y seguramente también están interesados en viajar y mostrar todo lo que aprendieron.

En una entrada especial se puede acceder a la carta que enviamos desde la Fundación Ambiente Total a la curadora de la muestra, en español y también traducida al alemán. Como es sabido, esta carta nos fue contestada con la buena noticia de que se había suspendido el pedido del meteorito.

Hoy, entonces, pasado medio mes, ¿a qué juegan los funcionarios de Comercio Exterior que siguen ventilando el tema y agitando las aguas, como si jugaran con la credibilidad de quienes están convencidos de que porque apoyaron (y lo siguen haciendo como si se tratar esto una comedia de enredos) el envío del objeto, viajarán cien días a Alemania.?

Que no siga el bochorno; y de paso, que nos expliquen qué papel cumple actualmente el artista Leonardo Gotleyb en este conflicto creado por ellos, a quien en la reunión del martes realizada en Villa Ángela para tratar el tema, se lo presentó como “subsecretario del área artística de la Secretaría de Comercio Exterior”. ¿Conservará su cargo de “curador” de la ex-Casa del Chaco, y aparte ostentará ese con el que lo presentaron?.

Cuántas cosas deberán aclararnos en la reunión de la Comisión Provincial de Protección del Patrimonio Cultural y Natural del Chaco que hemos solicitado con carácter de urgente hace unos días, en donde, además, seguramente deberemos incluir a muchos actores sociales más para que dicha comisión tenga auténtica representatividad y se respeten todas las voces.

Jorge Castillo, Presidente de la FUNDACION AMBIENTE TOTAL

dOCUMENTA 13. Una trama oculta de 37 toneladas

Por Colectivo Siluetas de Margarita Belén // 29 de enero de 2012

Argentinische Ärger mit Documenta 13/ Malestar argentino con la dOCUMENTA 13 (7)

Enero de 2012

Colectivo Siluetas de Margarita Belén

Chaco – Argentina

“A partir de allí trabajan para lograr una hazaña, porque sería el elemento más antiguo exhibido en Documenta y el meteorito más pesado alguna vez transportado, 
esto supone una gran logística y por eso se adaptaría a Documenta”
Theresa Durnbeck – Diario Norte 28/12/11
www.diarionorte.com/noticia.php?numero=76600
El 28 de diciembre del 2011, en la última sesión de la Cámara de Diputados del Chaco, sesión convocada a último momento y en carácter de Reunión Extraordinaria, se dio a la conocer la intención del traslado del Meteorito Chaco a la Documenta 13 de Kassel.

Intención ideada por dos artistas, el argentino Guillermo Faivovich, el francés Nicolás Goldberg, patrocinados por Carolyn Christov-Bakargiev Directora artística de la Documenta (13) e impulsada por la secretaria de Asuntos Internacionales y Promoción de la provincia del Chaco Theresa Durnbeck.

(…) una nota del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto fechado el abril del 2011 dirigido a la hoy Secretaria de Comercio Exterior Theresa Durnbeck donde se manifiesta la intención de la directora artística de la muestra de reunirse con el Gobernador, el Secretario de Cultura y el Intendente de la localidad de Gancedo y donde se pide confidencialidad respecto de la visita y los objetivos de ésta. Fuente: Dirección de Prensa de la Legislatura chaqueña publicado en www.chacodiapordia.com/noticia.php?n=61065

En anteúltimo día del año, entre las fiestas, cuando la mayoría se recupera de los excesos de un año colmado de conmemoraciones fastuosas: el 25 de mayo con la visita de Cristina y Fuerza Bruta, el 8 de agosto con los 60 años de la provincialización y con muchos espectáculos masivos, con artistas de todo el mundo.

En esos días para recuperarse, nos enteramos de que habían modificado la Ley que nos aseguraba que los meteoritos sigan pegados al suelo del Chaco. Creada luego del intento de robo de Robert Haag, el cazador de meteoritos más famoso de Estados Unidos, que fue atrapado llevándose las 37 toneladas de El Chaco, en la frontera de Santiago del Estero.

La crónica que recuerda Marcelo S. Dansey en Ñ de Clarín dice: Transcurría la siesta del 21 de enero de 1990 y el agente Chaparro, el héroe Chaparro, habrá estado sufriendo mucho, muchísimo calor, un calor difícil de imaginar para quienes no conocen ese puesto fronterizo entre las provincias de Chaco y Santiago del Estero. Seguramente Chaparro habrá estado maldiciendo su suerte cuando en un control rutinario detuvo al camión en el que el cazador de meteoritos, Robert Hagg, se llevaba de contrabando el segundo meteorito más grande de los que se conocen. Haag estuvo preso varios años. Y a partir de este hecho la legislatura Chaqueña sancionó la ley 3563 que entre otras cosas prohíbe su salida de suelo chaqueño.
Fuente: www.revistaenie.clarin.com/arte/meteorito_chaqueno_0_617938408.html

Hecha la ley

Para dar viabilidad al proyecto de Faivovich y Goldberg se debía modificar la Ley Provincial Nº 3563 que “prohíbe el traslado provisorio o definitivo fuera de la Provincia de Chaco de meteoritos, aerolitos o cualquier cuerpo natural proveniente del espacio exterior”

El proyecto de modificatoria de la Ley, fue presentado por el Presidente de la Cámara de Diputados Eduardo Aguilar, esto produjo un arduo debate que derivó a la hora de las votaciones en un empate en 14 votos, y en un desempate por el doble voto del propiciador del proyecto y Presidente de la Cámara.

Durante la reunión fueron citados los integrantes de la Comisión de Protección del Patrimonio Cultural y Natural del Chaco y del Instituto de Cultura de la provincia pero no fueron requeridas sus posiciones.

¿Para qué trasladar el meteorito? – Esa era la pregunta de la mañana del 28 de diciembre, entre la Comisión de Patrimonio, a su vez: ¿Quiénes lo quieren llevar a Alemania? Y otro enojado se quejaba, ¡Pero si el aerolito, no es arte! ¿Porque lo llevan a una exposición de arte?

¡Es para promocionar el turismo cultural y científico en el Chaco!
Theresa Durnbeck contesta a través del Diario Norte en el día de los Inocentes: …“Al tiempo que para la provincia es una oportunidad única porque no sería posible en términos de recursos volver a repetirla. Documenta será visitada por1 millones de personas, es una gran vidriera para la provincia que no pondrá un peso”… www.diarionorte.com/noticia.php?numero=76600

El proyecto consistía en trasladar 37 toneladas del meteorito El Chaco, hacia la exposición Documenta 13, para formar parte de una instalación artística que se emplazaría durante 100 días frente al Museo Fridericianum de Kassel.

Los datos del emplazamiento y de su duración fueron dados a conocer públicamente el 21 de enero del 2012, en la web de Documenta 13, luego de una intensa campaña realizada por ciudadanos y activistas de varias ciudades latinoamericanas y europeas en las redes sociales y medios de comunicación durante los primeros días del año 2012.

La serie de ocultamientos, como otros, obedecen al estilo de gestión cultural desarrollada por los artistas en su “ingeniería institucional”, estilo adoptado de igual manera por los funcionarios chaqueños que tramitaron los pedidos de El Chaco.

¿Cómo empezó esto?

La historia comienza en el 2009, cuando la directora artística de Documenta 13, Carolyn Christov-Bakargiev visitó a Guillermo Faivovich en Frankfurt, y se enteró de que había estado investigando y trabajando con Goldberg, en Campo del Cielo en la región del sur Chaco.

Razón por la cual los artistas fueron invitados a la Documenta (13) a principios de 2010.

Para la exposición, se propuso un proyecto de dos partes:

En primer lugar, un libro sobre la investigación y publicación sobre el meteorito El Taco. La mencionada publicación fue expuesta en el Portikus en Frankfurt en septiembre de 2010, que supuso temporalmente reunir las dos mitades de la dividida El Taco. “Este gesto de los artistas fue concebido como un proceso de sanación, para reunir algo de la naturaleza que habían sido retirados definitivamente del Chaco en la década de 1960 sin autorización de sus custodios tradicionales, los “pueblos originarios”, y se dividió sólo para fines científicos” Carolyn Christov-Bakargiev.

En segundo lugar, se propone que pedir prestado las 37 toneladas del meteorito del Chaco y temporalmente se instalaría durante la Documenta (13) frente al Museo Fridericianum, durante 100 días. Tras la exposición, el meteorito sería devuelto a su lugar de origen, donde cayó hace más de 4000 años atrás, cuando sucede la primera lluvia de meteoritos en la atmósfera de la Tierra.

Estas informaciones, celosamente guardadas, en algunos casos estrictamente confidenciales como lo refleja el diario de la última sesión de la Cámara de Diputados, ocultaban el pago de los traslados de Campo del Cielo a Buenos Aires, la póliza de seguro y demás, sin embargo cuando la Curadora había decidido el 16 de enero suspender el requerimiento del meteorito, escribía lo siguiente: …”además, estaba claro que el envío, si alguna vez llegara a ocurrir, debía ser patrocinado en especies, ya que parece poco ético gastar recursos financieros para mover una roca”…

En otras palabras el Gobierno del Chaco, para participar de Documenta, debía modificar una ley, profanar un campo sagrado, poner de sus recursos el traslado del meteorito, a su vez pagar una póliza que se estimaba en 33 millones de dólares.

Todo en nombre del Dios Turismo y la promesa de que miles de turistas visiten Campo del Cielo.

Y al día de hoy, 24 de enero, estamos esperando que los ancianos moqoits, se pronuncien, ellos que fueron los primeros que vieron la lluvia de fuego, los que después oyeron que aquello eran las piedras arrebatadas a la luna en una pelea con los jaguares. Que fueron los primeros que bebieron de las aguas que se juntaban en sus cráteres, los que se extrañaron con los piogonac tobas que hablaban allí con sus muertos.

Los que padecieron a los españoles buscando la mina de plata, que afiebrados cavaban entorno al “grandísimo pedaço de hierro limpio”.

Como corolario de una situación que todavía no tiene solución, el Gobernador Capitanich reconoce que “hay argumentos de las comunidades moqoit, de sus ancestros, de carácter estrictamente cultural, con los cuales analiza derogar la ley del traslado. www.diarionorte.com/noticia.php

Lástima que las haya escuchado luego que a la organización de Documenta 13, haya suspendido el requerimiento del meteorito, luego que la movilización en las redes sociales haya encontrado el modo de marcar un repudio de los internautas de varias ciudades del mundo.
www.diarionorte.com/noticia.php?numero=77661

Colectivo Siluetas de Margarita Belén.
Resistencia, 24 de enero del 2012

Fuente: WOKI_TOKI 

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.