La Comisión de Patrimonio analiza proyectos vinculados a Campo del Cielo

La Comisión Provincial de Patrimonio del Instituto de Cultura del Chaco, realizó una recorrida a manera de relevamiento e inspección de la actual situación del Parque Provincial de los Meteoritos Pingüen N’onaxa -en lengua mocoít- de Campo del Cielo, ubicado a 15 kilómetros de Gancedo. El objetivo de esta visita es darle un tratamiento inmediato a los proyectos vinculados a la preservación de meteoritos y cráteres, además de las investigaciones científicas proyectadas y el turismo cultural.

La presidenta del Instituto de Cultura Silvia Robles, en su función de presidenta de la Comisión de Patrimonio, encabezó la delegación que visitó el Parque de los Meteoritos acompañada y asesorada permanentemente por Mario Vesconi y Amilcar Suarez Portela de la Asociación Chaqueña de Astronomía. Robles explicó que la idea del trabajo en Gancedo es que “la comisión tenga una idea real y acabada de las intervenciones que desde el Poder Ejecutivo, Instituto de Cultura y el Instituto de Turismo pretendemos llevar adelante a efectos de custodiar y ejercer la función de resguardo que encomienda la ley, así como también continuar con el proceso de investigaciones en este lugar, pero además poner en valor cultural y turístico a este fenómeno de características únicas en el planeta”.

“Entendemos que la Comisión de Patrimonio está con toda la información necesaria para que apruebe estos proyectos, considere y tenga una visión mejor para hacer observaciones de cómo debemos llevarlo adelante”, concluyó Robles.

CON EL INTENDENTE KOROVAICHUK

Al arribar a la ciudad de Gancedo, previa vista al Parque, la Comisión Provincial de Patrimonio mantuvo una fructífera reunión con el intendente Alberto Korovaichuk, con quien acordaron todas y cada una de las acciones a realizar y la posibilidad de que las primeras intervenciones sean de relevamiento de posteado y alambrado a las zonas expropiadas por la provincia, recuperación y limpieza de los cráteres, todo ello con la colaboración del municipio.

Otro de los proyectos que se trataron durante el cónclave fue la posibilidad que la comunidad mocoit realice la ceremonia de danzas y ritos que históricamente llevaron adelante en Campo del Cielo y desde hace años no se la hace en el lugar. La idea es que los ancianos mocoit expliquen a las nuevas generaciones su cosmovisión del fenómeno allí ocurrido, a través de las danzas y sus rituales. Es una propuesta del Movimiento Mocoit, llevada por Pedro Mendoza y que es acompañada por el Consejo Mocoit a través del vocal del IDACH Antonio Mocoví, ambos son miembros de la Comisión de Patrimonio.

LA DELEGACIÓN

Formaron parte de la delegación la coordinadora del Programa de Puesta en Valor del Patrimonio Gabriela Barrios; Ninfa López, responsable de Infraestructura de Cultura, además de integrantes de la Comisión de Patrimonio: Clara Riveros Sosa y Toribio Torcuato Navarro -Biblioteca Popular Rivadavia-; Eugenio Rolón (padre e hijo) -Fundación Casco Histórico Barranqueras-; Antonio Mocoví y Pedro Mendoza -Consejo Moqoit-.

 

Fuente: Instituto de Cultura de la Provincia del Chaco

La Comisión Provincial de Patrimonio relevará cráteres meteoríticos en Campo del Cielo

El jueves 18, la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico Cultural y Natural, realizará una visita de inspección y relevamiento de los cráteres meteoríticos que forman parte del Parque Provincial de los Meteoritos Piguem N´Onaxa -Campo del Cielo, en lengua mocoví-, ubicado a 15 km. de Gancedo.

En esta oportunidad viajará la presidenta del Instituto de Cultura Silvia Robles, en su carácter de presidenta de dicha comisión; la coordinadora del Programa de Puesta en Valor del Patrimonio, Gabriela Barrios; y la responsable de Infraestructura de Cultura, Arq. Ninfa López.

Estarán presentes además los integrantes de la Comisión de Patrimonio, Clara Riveros Sosa y Toribio Torcuato Navarro -de la Biblioteca Popular Rivadavia-; Eugenio Rolón (padre) e Eugenio Rolón (hijo) -de la Fundación Casco Histórico Barranqueras-; Antonio Mocoví y Pedro Mendoza -del Consejo Moqoit-; y Mario Vesconi y Amilcar Suarez Portela -de la Asociación Chaqueña de Astronomía-.

Por la mañana los recibirá el intendente Alberto Korovaichuk, quien los acompañará a realizar el recorrido por los cráteres.

 

Fuente: Instituto de Cultura de la Provincia del Chaco

Sigue El Escandalo: Meteoritos: denuncia de guardaparque compromete a funcionarios

30/08/2012 | La denuncia realizada en Gancedo es por la desaparición de un ejemplar de 300 kilos que ocultaron en la Reserva de Campo del Cielo y que ahora ha desaparecido. Están comprometidos Vesconi, Sosa y el intendente Korovaichuk.

CHARATA (Especial). Mariela Gisela Tessaro es una joven mujer que trabaja como guardia en el Parque Provincial de los Meteoritos Na Piguim No’ Huenaxá. Gracias a su valiente exposición ante la investigación policial encarada por meneos extraños y sospechosos en la región de Campo del Cielo, están saliendo a luz acciones atentatorias contra los bienes patrimoniales del Chaco, más allá de las demoradas definiciones en los canales judiciales correspondientes. Estos movimientos tratan de ser tapados con burdos pretextos, y excusas de personajes comprometidos en nuevos acontecimientos, como en el triste y recordado episodio de maltrato verbal y accionar irreverente, rayanos en la violencia, cometidos contra funcionarios de Santiago del Estero cuando vinieron a llevarse el meteorito que se trajeron subrepticiamente desde aquella provincia. Pero la situación se torna comprometedora y sin fundamentos para personajes involucrados en sospechadas actitudes inescrupulosas, especialmente cuando un rumor que circula entre los pobladores de aquellos parajes es confirmado por la denuncia de la guardaparque sobre la desaparición de un meteorito de 300 kilos que ocultaron en la misma Reserva Natural de Campo del Cielo, y ahora desaparecido del lugar donde lo ocultaron previamente.

Camino a otro escándalo de fierro
En la misma cabaña que ocupa la ahora dictaminada Reserva Natural Cultural Provincial, fue entrevistada Mariela Gisela Tessaro. Sus declaraciones van camino al escándalo en el caso de manipulación de restos de sideritas violentamente precipitadas hace 4 mil años en aquel sitio del Chaco Austral, violatorias de la Ley 3.563, y también por la desaparición de una masa de 300 kilos previamente ocultada en un lugar de la Reserva. Más

Fuerte Denuncia: Preocupa el tráfico de meteoritos de Campo del Cielo en Gancedo

La manipulación de patrimonios públicos es alarmante. Habría una denuncia que involucra a funcionarios en maniobras que incluirían la desaparición de piezas. Korovaichuk estaría juntando firmas para que no se traslade. 

CHARATA (Por Juan Carlos Canela). La zona de riego de los meteoritos conocida como Campo del Cielo no deja de deparar sorpresas a los vecinos del lugar por movimientos intrigantes y sospechosos. Ante versiones suspicaces se inició una investigación policial que arroja resultados sorprendentes sobre los protagonistas de una nueva historia de esta vapuleada reserva natural.

La investigación iniciada el 29 de abril pasado en la Comisaría de Gancedo, luego que efectivos de la unidad policial observaran que personas podían trasladar meteoritos fuera del área establecida de protección para los bienes patrimoniales -el resguardo está a cargo de la Policía del Chaco, conforme a la ley y al Código de Faltas de la Provincia-. Por estas circunstancias se citó a la guardaparque Mariela Gisela Tessaro para tomarle declaración sobre los posibles hechos. La funcionaria provincial expuso que el 28 y 29 de abril se presentaron en el parque Mario Vesconi, de la Asociación Chaqueña de Astronomía, acompañado de un señor que dijo ser abogado y de nacionalidad venezolana, a quienes se sumó un tercero, Pablo Sosa, personal del mismo parque.
Estas personas realizaron una recorrida en la zona visitando diez cráteres extrayendo piezas de meteoritos, los que fueron observados por la mencionada Tessaro en el interior de la camioneta. Agregó que ese mismo domingo, «a la tarde-noche, Vesconi, Sosa y el supuesto abogado se retiraron del parque con rumbo desconocido, al igual que el destino de los meteoritos, como así también si tienen autorización para llevar las piezas de cuerpos celestes. Que para realizar la extracción habrían utilizado una pala de punta perteneciente al parque y un aparato detector que trajo Vesconi». También dijo que en esos dos días se habían alojado en la vivienda que ocupa la guardaparque. Ante estas circunstancias Tessaro radicó la exposición y comunicó vía telefónica a su jefe, Livio Navarro que pertenece a áreas Naturales Protegidas.

Más

El Gobierno estaría analizando devolver el meteorito santiagueño

Rumores que circularon en Charata, apuntaban a la intención de alcanzar una solución en la trama que envuelve al meteorito extraído de un campo de Santiago del Estero, en 2007, y trasladado al Parque Provincial de Chaco por una expedición de funcionarios, maquinarias y operarios del Chaco, puestos al servicio de William Anderson Cassidy.

Es decir que el Gobierno Provincial estaría buscando una salida decorosa a tanta desprolijidad cometida entonces, cuando el científico norteamericano, por Ley 5.612 del 5 de octubre de 2005, había sido «autorizado a desarrollar el plan general de trabajo por el término de tres años, durante tres meses de cada año de investigación».

Las autoridades y el pueblo de Santiago -luego de indecorosos entredichos protagonizados por el intendente de Gancedo- se sintieron agraviados y reaccionaron contra lo que consideraron un despojo de su patrimonio, iniciando una causa judicial que ahora estaría en manos de la Justicia Federal, por tratarse de un litigio inter jurisdiccional. Se comentó aquí estos días que algún funcionario judicial había recibido un pedido de devolución de la pieza férrica a los santiagueños, en un acto de reivindicación que se merecen nuestros vecinos. El recado habría descendido desde niveles superiores, pero ajenos a la órbita judicial, sea cual fuere el lugar donde se encuentre el expediente, y por lo tanto criteriosamente rechazado por el receptor del pedido.

Sigue: Solo Chaco.com

El meteorito santiagueño sería devuelto – NO ES SU LUGAR GANCEDO

17/08/2012 | El Gobierno Provincial estaría buscando una salida decorosa a la extracción realizada en el 2007.

CHARATA (Especial). Rumores que circularon en Charata días atrás en ámbitos judiciales, apuntaban a la intencionalidad política de alcanzar una solución en la trama que envuelve al meteorito extraído de un campo particular de Santiago del Estero, en el año 2007, y trasladado al Parque Provincial de esta provincia por una expedición de funcionarios, maquinarias y operarios del Chaco, puestos al servicio de William Anderson Cassidy. Es decir que el Gobierno Provincial estaría buscando una salida decorosa a tanta desprolijidad cometida entonces, cuando el científico norteamericano, por Ley 5.612 del 5 de octubre de 2005, había sido «autorizado a desarrollar el plan general de trabajo por el término de tres años, durante tres meses de cada año de investigación».
Las autoridades y el pueblo de Santiago -luego de indecorosos entredichos protagonizados por el intendente de Gancedo- se sintieron agraviados y reaccionaron contra lo que consideraron un despojo de su patrimonio, iniciando una causa judicial que ahora estaría en manos de la Justicia Federal, por tratarse de un litigio inter jurisdiccional. Se comentó aquí estos días que algún funcionario judicial había recibido un pedido de devolución de la pieza férrica a los santiagueños, en un acto de reivindicación que se merecen nuestros vecinos. El recado habría descendido desde niveles superiores, pero ajenos a la órbita judicial, sea cual fuere el lugar donde se encuentre el expediente, y por lo tanto criteriosamente rechazado por el receptor del pedido.

Ley transgredida

Cabe recordar que el meteorito se ubicaba enterrado y desplazado a metros de distancia de la boca de un cráter, en un campo de la provincia de Santiago del Estero. La huella había sido clasificada y asentada en un plano confeccionado por Cassidy en campañas de la década de los ’60. Ya inmerso en un nuevo estudio, el investigador hizo desenterrar el meteorito con maquinarias de Vialidad Provincial en septiembre del 2007, y trasladado al Parque Provincial de los Meteoritos (Chaco). El campo está regenteado por Luis Devoto quien habría donado el bloque para ser expuesto en el Parque chaqueño.
Pero no se puede dejar de mencionar que en otro tramo de la ley aludida, se extendía la autorización a otros integrantes de la comisión científica: Shawn Protiek Wright, Kevin Williams y la colombiana doctora Adriana C. Ocampo, del JPL (Laboratorio de Propulsión a Chorro, NASA, Pasadena, California) con varios años de su niñez en Argentina, lo que la posicionaba muy bien en nuestro país, donde muchos la creían de nacionalidad argentina.
Además, la legislación chaqueña establecía que dicha misión se realizaría en la zona de Campo del Cielo, jurisdicción de Gancedo de la provincia del Chaco. ¿Era necesaria esta aclaración, teniendo en cuenta que la Cámara de Diputados de esta provincia legisla para el Chaco? Entonces viene la pregunta: ¿Por qué se ingresó a la vecina Santiago del Estero con tan organizada expedición para traer a nuestro Parque Provincial un meteorito que estaba en otro Estado?

Más

Los misterios de Campo del Cielo

Por Eduardo Pogoriles

En el sudoeste chaqueño, a 15 kilómetros de Gancedo, la reserva natural Piguem N’Onaxa guarda gigantescos meteoritos caídos a la Tierra hace cuatro mil años.

04/08/12

Hace cuatro mil años, dicen los científicos, un asteroide que pesaba 800 toneladas y venía del espacio sideral se desintegró al entrar en la atmósfera de la Tierra, a una velocidad estimada en 50 mil km por hora. El cuerpo del asteroide, puro hierro y níquel, se desintegró en un racimo de meteoritos. Esta lluvia de fuego cayó sobre la región del sudoeste de Chaco que hoy se conoce como Campo del Cielo, un área de 1.350 km cuadrados que fue rastreada por el investigador estadounidense William Cassidy desde la década de 1960, con apoyo tecnológico de la NASA.

Testigos de aquel cataclismo fueron los antepasados de los pobladores originarios tobas, matacos y mocovíes, que lo vivieron como una versión del Génesis. “Cuando el sol cayó sobre la Tierra y consumió a todos los seres vivientes”, dicen sus leyendas, ellos dieron a luz a la cultura. Así, las parejas humanas que sobrevivieron al cataclismo –cuatro, según los mocovíes– fundaron las tribus. Aquellos que se escondieron en el agua se convirtieron en yacarés o en nutrias, mientras los que treparon a los árboles se transformaron en monos.

Mucho después, cuando en el siglo XVI los conquistadores españoles soñaban con Eldorado y cruzaban los bosques chaqueños en busca de oro, encontraron que aquellos indios –que no conocían la metalurgia– usaban puntas de hierro para sus flechas. Así nació el mito del Mesón de Fierro, un “árbol de fuego” que encarnaba a la divinidad indígena. Para los científicos, sería un gran meteorito oculto bajo esas tierras que los tobas bautizaron con el nombre de “Piguem Nonraltá”, esto es, “Campo del Cielo”. Si bien algunos expedicionarios del siglo XVIII como el teniente Miguel Rubin de Celis –enviado por el virrey Vértiz desde Buenos Aires– llegaron a dibujarlo, las coordenadas geográficas del Mesón de Fierro se perdieron. Hace dos siglos que nada se sabe de él, pero su búsqueda llevó a descubrir otros meteoritos. Algunos de ellos están en el exterior. En el Museo Británico de Londres descansa desde 1825 el “Runa Pocito”, de 634 kilos. El Instituto Smithsoniano de Washington y el Planetario de Buenos Aires comparten desde 1962 fragmentos de “El Taco”, de 1.998 kilos. Pero nada se compara con la experiencia de ver meteoritos en su ambiente más típico, al aire libre en un bosque de algarrobos y quebrachos.

Esa es la función de la Reserva Natural “Piguem N’Onaxa” (“Campo del Cielo”, en lengua mocoví) que se inauguró en el año 2005 en el paraje Las Víboras, ubicado a 15 km al sur del pueblo chaqueño de Gancedo. Este pueblo está a 350 km de Resistencia, sobre la ruta 89. La reserva es un parque provincial de 100 hectáreas, con comodidades para los turistas, donde se pueden ver de cerca auténticos tesoros. Es el caso del meteorito “Chaco” (37.000 kilos) o el “Santiagueño” (7.800 kilos), montados sobre pedestales de piedra. Existe el proyecto de crear aquí –junto a la provincia de Santiago del Estero– un Parque Nacional del Meteorito, equipado con un centro de interpretación.

En 2011 hubo una polémica en la provincia por un proyecto artístico que se proponía trasladar el meteorito “Chaco” hacia Kassel, Alemania, para presentarlo en la prestigiosa muestra “Documenta 13”. Esto nunca se concretó: hubo fuerte oposición de la comunidad mocoví –para ellos el “Chaco” es un símbolo de su cultura– y varios científicos criticaron la idea. Muchos se enteraron así de que el “Chaco” es uno de los meteoritos más grandes del mundo. El primero en esa lista es africano, se llama “Hoba”, pesa 66 toneladas y está en Namibia.

Más

Anteriores Entradas antiguas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.